Filtros HEPA Y CORONAVIRUS ¿Pueden capturar los filtros HEPA el Coronavirus?

filtro hepa

¿Pueden los purificadores de aire con filtro HEPA H13 capturar el coronavirus?

Los purificadores de aire con filtro HEPA son capaces de capturar con una elevada eficacia las partículas en las que se transporta el coronavirus SARS-COV-2 por el aire; esto es lo que afirman numerosos expertos nacionales e internacionales tras realizar ensayos en laboratorio y a tenor de las evidencias en las formas de contagio del virus causante de la COVID-19.

El coronavirus tiene un tamaño algo inferior al tamaño del poro de los filtros HEPA H13, sin embargo el virus no viaja solo en los aerosoles (está embebido en partículas mezcla de agua y mucosidad) y esto hace que se incremente notablemente el diámetro de la partícula que tiene que atrapar el purificador de aire HEPA, de ahí que la eficiencia del filtro HEPA H13 sea muy superior para capturar el virus de lo que inicialmente se pudiera pensar si solo hacemos un análisis del tamaño del coronavirus y el poro del filtro HEPA.

El gobierno de España recomienda el uso de filtros HEPA para purificar el aire

El 5 de Octubre de 2020 los CDC de EEUU realizaron una importante actualización en cómo consideran los modos de transmisión de la COVID-19, desde entonces consideran que existen grandes evidencias de que la transmisión del coronavirus se puede producir por vía aérea en aerosoles en espacios cerrados poco ventilados. A raíz de ese anuncio diversos países así como el propio gobierno de España acaban de recomendar el uso de los purificadores con filtro HEPA (ver recomendaciones sobre climatización y ventilación del Gobierno de España). Serán de especial utilidad en colegios y oficinas, así como en cualquier otro entorno cerrado sin una correcta ventilación en el que se encuentren personas.

Purificador de aire hepa h13

Qué son los aerosoles y por qué es importante conocer cómo protegernos del contagio de la COVID-19 por aerosoles

Los aerosoles son pequeñas gotas o partículas emitidas por la boca o la nariz mientras hablamos, cantamos o respiramos. Los aerosoles tienen la particularidad de que pueden flotar en el aire durante minutos e incluso horas y transmitir la carga vírica de una persona contagiada de coronavirus durante mucho tiempo y a distancias mucho mayores que las gotas de agua. Como resumen podríamos decir que los CDC (y otros expertos en transmisión del coronavirus) afirman que el coronavirus se puede propagar directamente suspendido en el aire.   (** Ver más información en este vídeo y la guía de consultas frecuentes publicado en Twitter del experto José Luis Jiménez de la Universidad de Colorado existe poca información tan valiosa como ésta en relación a la temática de contagio de la Covid-19 por el aire)

Antes de que se admitieran los aerosoles como una forma de contagio de la COVID-19, las medidas de prevención ante el contagio pasaban esencialmente por cuidarse uno mismo con medidas como el lavado de manos frecuente, uso de mascarillas y mantenimiento de una distancia social de entre 1,5 m y 2 m, para cualquier establecimiento se ha recomendado siempre el uso de desinfectantes de superficies; sin embargo, ahora que se sabe que el SARS-COV-2 se transmite por el aire muchos organismos se están poniendo al día con nuevas recomendaciones para evitar el contagio, como por ejemplo el uso de purificadores con filtro HEPA para aquellos espacios en los que no es posible conseguir una buena ventilación, ya sea porque no se dispone de ventanas o el sistema de climatización es insuficiente para mantener renovado el aire en interiores.

Ventilación frecuente en interiores

Es ya conocido por todos que el virus se propaga con más facilidad en interiores (sobre todo si están mal ventilados) que en exteriores. De ahí que la mayoría de expertos en la materia afirmen que está recomendado la realización de todas las actividades que se pueda en el exterior. Cuando la actividad no se puede realizar al exterior, el consejo general de las autoridades sanitarias es el de ventilar los interiores todo lo que se pueda para mantener el aire renovado, ya sea con apertura directa de las ventanas o con un sistema de ventilación en condiciones óptimas. Sabemos que la realidad de la ventilación con ventanas abiertas y unos sistemas de climatización funcionando en condiciones óptimas es difícil de cumplir siempre, sobre todo cuando llegan las bajas temperaturas, y es aquí donde los filtros HEPA, y en particular los purificadores de aire con HEPA portátiles pueden ser una gran ayuda en la lucha contra el coronavirus.

El caudal de renovación de aire es esencial al elegir un purificador de aire con filtro HEPA adecuados para la lucha contra la COVID-19.

No todos los purificadores de aire con filtro HEPA ayudarán de la misma forma para evitar el contagio del coronavirus SARS-COV-2. Es recomendable que los aparatos de purificación dispongan de una importante potencia para la renovación del aire ya que lo que se pretende es disminuir la carga viral que pueda existir en una sala en un instante determinado. Los filtros HEPA se pueden incorporar en el sistema de climatización general del edificio, pero si no se dispone de un sistema de climatización común, la utilización de purificadores portátiles con HEPA podría ser una interesante opción.

Está generalmente aceptado que los filtros HEPA son muy eficaces para limitar la carga vírica de coronavirus que pueda haber en una sala, sin embargo no hay tanto consenso en si un solo aparato con filtro HEPA es suficiente para ayudar por igual a alguien que se encuentre junto al purificador de aire o en el extremo opuesto. La diferente colocación del purificador de aire en una sala podría influir de forma importante en su capacidad de filtrado y se recomienda de forma general que si solo hay un purificador en la habitación se debe disponer a ser posible en el centro de la sala.

Filtro HEPA H13 en purificador de aire

Filtros HEPA H13 o H14 ¿Cuál es más eficaz?

A igualdad de circunstancias se puede decir que un Filtro H14 sería más eficaz porque es capaz de retener el 99,99 % de sustancias volátiles de más de 0,3 micrones (o micras) mientras que un filtro Hepa H13 se fabrica teniendo en cuenta una eficacia del 99,97% en la retención de partículas superiores a ese tamaño. Los mayores expertos en difusión de partículas en el aire y dispositivos de desinfección del aire afirman que un filtro HEPA H13 es suficiente para disminuir enormemente la concentración del virus en el aire, una vez que estamos dispuestos a adquirir un purificador con filtro HEPA H13 en lo que debemos de fijarnos es en la capacidad de renovación del aire, debe ser muy alta en aquellos espacios donde se concentre mucha gente con poca ventilación natural. En espacios con especial riesgo como podrían ser los comedores de colegios, interiores de bares y restaurantes y gimnasios, la rápida renovación del aire es crucial y la utilización de purificadores con filtro HEPA H14 podría ser un aspecto a tener en cuenta.

Purificadores de aire portátiles con filtro HEPA H13 para colegios

Con la inminente llegada del frío del Otoño se han disparado las consultas sobre idoneidad de los filtros HEPA para purificar el aire de las aulas. Profesores, padres y madres de los alumnos saben que llega el frío y que es difícil mantener las ventanas abiertas cuando el frío arrecia. Los purificadores de aire con filtro HEPA H13 constituyen una solución segura y económica para ayudar en la lucha contra el contagio de la Covid-19.

No todos los colegios disponen de un sistema de climatización que permita incorporar los filtros HEPA directamente en el circuito de extracción de aire para renovarlo, de ahí que los purificadores de aire portátiles sean una gran solución. Si solo se dispone un purificador de aire en cada aula del colegio, debería de encontrarse lo más centrado posible para conseguir el mejor filtrado del aire.

Purificador de aire con filtro HEPA portátil

Opinión sobre los purificadores con filtro HEPA ¿Cuál es su mayor desventaja?

Los purificadores de aire son eficaces en la lucha contra el contagio del coronavirus, pero tienen un par de pegas frente a otras tecnologías de depuración del aire que son:

  1. Los filtros HEPA deben renovarse y ser sustituídos por otros nuevos con relativa frecuencia.
  2. Es necesario que los proveedores de los purificadores sean de auténtica confianza en relación a la calidad de los filtros HEPA y que podamos saber que efectivamente estamos comprando un filtro HEPA H14 o H13 y en qué normativa se ha basado el fabricante para asegurar que ese filtro la cumple.
  3. El filtro a sustituir debe considerarse como un residuo tóxico. En él se acumulan todo tipo de ácaros, bacterias y obviamente el coronavirus SARS-CoV-2 puede estar presente tras los filtrados. De ahí que se deban extremar las precauciones cuando se realice el cambio del filtro utilizando siempre mascarilla, gafas cerradas, guantes y a ser posible ropa cerrada hasta el cuello. Lo más recomendable será encargar esta labor a una empresa especializada en recogida de este tipo de residuos.

Humidificadores de aire para espacios secos

Se sabe que muchos virus que se contagian por vía aérea lo hacen con más facilidad en espacios cerrados con tiempo frío y escasa humedad ambiental. Pasa con la mayoría de coronavirus causantes del resfriado común y con la gripe y los últimos estudios realizados por los expertos atestiguan que ocurre lo mismo con el coronavirus SARS-CoV-2. De ahí que haya expertos que estén  recomendando tener estancias con humidificadores de aire en aquellos casos en los que la humedad ambiental tiende a ser baja. Pero cuidado, una excesiva humedad ambiental podría ser perjudicial (también hay estudios a este respecto) y en lo que la gran mayoría de expertos están de acuerdo es que la humedad ambiental de un interior debería encontrarse entre el 40 y el 60%.

¿Qué explicación tiene que el contagio se produzca con más facilidad en zonas secas y frías?

Lo que aseguran los expertos en contagio de virus es que una habitación con una humedad relativa alta dispone de más partículas de agua en el aire que son capaces de unirse a las partículas en las que se transporta el virus y precipitarse hacia el suelo con más facilidad que en circunstancias en las que la humedad relativa del aire es baja. Por otra parte, si una estancia tiene una humedad relativa muy baja, facilita que las mucosas nasales se sequen y su efectividad en la intercepción de virus y bacterias sea inferior. En cualquier caso, no hay un consenso del todo claro sobre si la COVID 19 se transmite con más facilidad en entornos muy húmedos o muy secos, en lo que sí se ponen de acuerdo todos los especialistas en materia de contagio aéreo de virus y bacterias es que conviene mantener una humedad ambiental de entre el 40 % y el 60 %.

La explicación con el frío es diferente, tiene que ver con que con frío las actividades se trasladan con más frecuencia a interiores y además con frío dejamos de ventilar con tanta frecuencia, no es nada cómodo pasar muchas horas trabajando o estudiando en una escuela con las ventanas abiertas cuando hace mucho frío. La suma de estas dos circunstancias hace que se tema que en invierno suban los contagios por coronavirus.

Nota final: La existencia de un filtro HEPA H13 o H14 en el interior de una sala no exime a quienes se encuentran dentro de seguir las medidas sanitarias conocidas ya por todos, el lavado frecuente de manos, distancia social, y uso de mascarilla, así como la desinfección frecuente de todas las superficies con las que podamos entrar en contacto con las manos

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin

Artículos interesantes