Unidades de tratamiento de aire UTAS, ¿Qué son?

UTA, Unidad de tratamiento de aire

Cuando hablamos de una unidad del tratamiento de Aire o UTA, nos referimos a un climatizador que nos permite tratar de forma integral el aire usado en sistemas de climatización.

Este mecanismo tiene la capacidad de controlar todas las variables relacionadas con el aire como lo son:

  • La temperatura, ya sea enfriando o calentando el ambiente.
  • La calidad del aire mediante un filtrado
  • La ventilación, permitiendo la entrada de aire exterior
  • La humedad, pues puede humectar el ambiente durante el invierno y reducir la humedad en tiempos como el verano.

¿Dónde se pueden usar las UTAS?

En general, las unidades de tratamiento de aire suelen utilizarse en:

  • La ventilación de zonas climatizadas con equipos terminales que no aportan aire del exterior, como es el caso de fancoils, radiadores, radiadores radiantes o inductores.
  • La climatización de zonas de edificios que cuentan con sistemas centralizados. En general, se trata de espacios muy concurridos que cuentan con un elevado número de ocupantes, como, por ejemplo, los salones de un hotel, auditorios, comedores, vestíbulos, entre otros.
  • La climatización de espacios más reducidos, pero que necesitan de un alto nivel de salubridad o confort, como en el caso de quirófanos o laboratorios.

Tipos de unidades y dónde ubicarlas

Existen dos tipos de UTA según sus dimensiones: las unidades compactas y las unidades modulares.

Por un lado, las unidades compactas constan de un módulo en el que se producen todas las diferentes etapas de tratamiento del aire. Existen unidades de este tipo diseñadas para su montaje en exteriores y una versión de altura reducida diseñada específicamente para ser instalada en un falso techo. En este último caso, es necesario habilitar los registros correspondientes para su mantenimiento.

Por otro lado, están las unidades modulares, que suelen ser equipos de mayor tamaño. Generalmente, debido a sus dimensiones, deben ubicarse en el techo del edificio o en uno de sus locales con acceso a ventilación directa desde el exterior, para poder llevar a cabo la recogida y expulsión del aire.

Eficacia energética de las UTA

Las unidades de tratamiento de aire se distinguen por ser un sistema eficiente en lo referido a su funcionamiento energético; esto tiene importancia a la hora de efectuar la valoración de un inmueble ya que los costes de la energía (para calentar o enfriar una vivienda) pueden ser muy importantes y tendemos a buscar la máxima eficiencia energética en viviendas y locales. Esto se debe a las siguientes razones:

  • Las UTA cuenta con la posibilidad de regular el caudal de ventilación según los niveles de CO2 en el ambiente.
  • Cuentan con un sistema de caudal variable, por lo que pueden regular el caudal total de acuerdo con las condiciones térmicas del espacio o local. Para lograr esto, serán necesarios variadores de frecuencia en los ventiladores de la unidad.
  • Cuando las condiciones climatológicas lo permiten, las UTA tienen la capacidad de realizar un free-cooling o enfriamiento gratuito, mediante el aire exterior sin atemperar.
  • También tienen la capacidad de recuperar parte de la energía térmica proveniente del aire que se expulsa al exterior del local.

¿Cuáles son las partes de una UTA?

Las unidades de tratamiento de aire están formadas por diferentes módulos o secciones que se adaptan a las necesidades específicas de cada espacio o instalación.

Como mencionamos anteriormente, en el caso de las unidades compactas, todas las secciones del sistema se ubican dentro del equipo, mientras que, en las unidades modulares, los módulos suelen ser exteriores y personalizados según cada tipo de instalación.

De todas maneras, las secciones más habituales que se pueden encontrar en una UTA son las siguientes:

1.       Conexión

Se trata de las compuertas de regulación y cierre, las embocaduras que sirven de acoplamiento para los conductos y las tomas de aire del exterior. En estas se produce la entrada y salida del aire del climatizador.

2.       Expansión

También conocidas como plenums, son los espacios vacíos que existen entre secciones de tratamiento de aire, y que tienen la finalidad de dar uniformidad al flujo de aire antes de que este entre en otra sección de la unidad.

3.       Mezcla y free-cooling

Se trata de un módulo que se ubica en la zona de la aspiración de la unidad o después del ventilador de retorno. Cuenta con dos o tres compuertas de regulación que tienen la capacidad de ajustar en los porcentajes deseados el aire exterior, el aire de retorno y el aire de expulsión.

4.       Filtrado

Según la eficacia de filtrado requerida y las especificaciones del sistema, esta sección cuenta con diferentes tipos de prefiltros y filtros de variadas configuraciones, como, por ejemplo, un filtro compacto de alta eficacia o un filtro absoluto.

5.       Ventilación

Esta sección cuenta con un ventilador y un motor trifásico. El ventilador puede ser centrífugo de doble oído o plug fan.

6.       Silenciador

Se trata un recubrimiento que evita que la fibra se desprenda con el paso del aire por los conductos. Está compuesto de envolvente en chapa galvanizada y material acústico de fibra mineral, que es inorgánica e incombustible.

7.       Recuperación de energía

Esta sección permite el intercambio de energía entre el aire de extracción proveniente del local o espacio interior, y el aire de ventilación que procede del exterior.

8.       Baterías

Las baterías de las UTA pueden ser de agua, eléctricas de apoyo a la calefacción o de expansión de aire, según las características propias de cada equipo. Las más comunes son las de agua.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin

Artículos interesantes