Luz ultravioleta para desinfección de virus y bacterias

Lámparas ultravioleta desinfeccion gimnasio

Cómo funciona la luz ultravioleta para desinfectar virus y bacterias

La pandemia del coronavirus ha generado una necesidad de encontrar formas de desinfección y limpieza que ayuden a combatir el virus. Esto ha ocasionado una renovada popularidad de métodos que se utilizan desde hace años, como la luz ultravioleta.

Sin embargo, debemos tomar en cuenta que, aunque la luz ultravioleta es efectiva para eliminar virus y bacterias, solo debe ser utilizada por especialistas para desinfectar determinadas superficies, pues puede ser nociva para la piel y los ojos.

¿Qué es la luz ultravioleta?

Antes de entender cómo sirve para combatir virus y bacteria, hablemos sobre qué es la luz ultravioleta. Se trata del espectro de la luz que es invisible al ojo humano, una radiación electromagnética que tiene diversas utilidades como potabilizar el agua, esterilizar la comida, algunos tratamientos médicos o tratamientos estéticos como el bronceado.

Existen tres tipos de luz ultravioleta según su longitud de onda. Los rayos UVA y UVB producen quemaduras y el envejecimiento de la piel. También están relacionados con el cáncer de piel.

Por último, está la UVC, con una longitud de onda más corta. Es un tipo de luz ultravioleta más dañino, pero que no llega a la superficie de la tierra gracias a la atmósfera. Es la luz UVC la que se ha utilizado desde hace unos 40 años para desinfectar el agua, el aire y otras superficies.

¿Cómo funciona la luz ultravioleta como desinfectante?

La luz ultravioleta, específicamente la UVC, tiene la capacidad de inactivar algunos patógenos que se transmiten a través del aire, sin poner necesariamente en peligro la vida humana.

Esto se debe a que la UVC es capaz de alcanzar el material genético de virus y bacterias y desactivarlo o destruirlo. En cambio, la UVC no es capaz de penetrar completamente la piel humana o llegar a los ojos, como sí hace con los patógenos.

No existen todavía estudios específicos que demuestren la efectividad de la luz ultravioleta para combatir el Covid-19, pero sí se ha probado su eficacia con otros virus similares, como el SARS o el MERS-CoV. Por este motivo, se piensa que los rayos UVC puede ser útiles en la lucha contra el coronavirus que nos ha afectado este año.

¿Puede la luz del sol actuar como método de desinfección?

La eficacia de los rayos UVC para desinfectar ciertas superficies está probada. Pero ¿qué ocurre con los rayos UVA o UVB? ¿Podrían funcionar para neutralizar el virus?

Estas longitudes de onda ya se utilizan en algunos lugares para esterilizar el agua. Sin embargo, el problema está en el tiempo que toma que estos rayos tengan efecto. No existen estudios que indiquen cuánto tiempo hace falta para que la luz solar desactive al virus, o qué intensidad es necesaria.

Adicionalmente, intentar desinfectar tu piel con luz solar puede traer consecuencias negativas, pues, como ya se indicó anteriormente, los rayos UVA y UVB son causantes del envejecimiento de la piel y el cáncer.

Por lo tanto, es preferible continuar con los métodos de desinfección tradicionales y tomar en cuenta que la luz ultravioleta, específicamente del tipo UVC, solo debería ser utilizada para desinfectar las superficies que veremos a continuación.

¿Qué utilidades puede tener la luz ultravioleta en la desinfección?

La luz ultravioleta UVC puede ser utilizada para desinfectar diferentes superficies en tiempos del Coronavirus, siempre y cuando sea manipulada por profesionales. Puede ser útil en:

  • La limpieza de hospitales, tanto en la esterilización de instrumental médico, como de las habitaciones u otras superficies.
  • La desinfección de Equipo de Protección Individual (EPI) o mascarillas del personal sanitario.
  • Transporte público
  • Cajeros automáticos
  • Sistemas de aire acondicionado
  • Laboratorios

¿Puede usarse la luz ultravioleta para desinfectar manos y piel?

Aunque la eficacia de la luz UVC para desinfectar superficies está probada, debemos recordar que este tipo de luz ultravioleta tiene el potencial de ser más dañina que los rayos UVA o UVB.

Su uso en la piel humana podría ocasionar irritación en piel y ojos, y otros efectos secundarios. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud desaconseja utilizar este mecanismo para la desinfección de organismos vivos.

Tampoco es recomendable utilizar la luz ultravioleta en casa, para desinfectar ropa o superficies del hogar, pues deber ser manipulado por expertos que conozcan las necesarias medidas de seguridad.

Actualmente, están saliendo al mercado productos que utilizan luz ultravioleta para desinfectar manos o el móvil. Sin embargo, la seguridad de estos productos no está probada, por lo que debemos evitar su uso y continuar con los métodos de desinfección tradicional, como lo es el lavado de manos o la limpieza del hogar con lejía o alcohol.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin

Artículos interesantes